¿Se mueven las piedras en el Valle de la Muerte?

viernes, 31 de agosto de 2007

Uno de los parajes más espectaculares y hermosos de Norteamérica es sin duda alguna el Valle de la Muerte, en California y Nevada. Un lugar inhóspito para el ser humano donde es muy difícil sobrevivir. Con unas temperaturas extremas que son incluso motivo de descargo en caso de asesinato: Alguno se ha librado de la pena de muerte por algún crimen cometido allí por el hecho de que la temperatura superaba los 50ºC...

El Valle de la Muerte está dentro del Parque Nacional homónimo, que cubre otros valles menores y tiene una extensión de más de 13.500 kilómetros cuadrados; para hacerse una idea, merece la pena recordar que Doñana cubre poco más de 500 km cuadrados.

La geología del Valle de la Muerte es impresionante, y es un lugar muy estudiado por los geólogos desde siempre. Toda California en sí es como un laboratorio geológico natural a gran escala.

Sin embargo, para el profano en esta ciencia, el hecho que más llama la atención es el movimiento que presentan algunas rocas en la llanura conocida como "Racetrack Valley".

Estas piedras se encuentran en toda la llanura, sobre superficies resquebrajadas por la desecación. Y cada una, está al final de una huella alargada, como si alguien las hubiese arrastrado hasta allí. Pero, ¿Las piedras se mueven solas, o alguien las ha arrastrado?.

Pues sí, se mueven solas
, y los geólogos las han estado observado durante suficiente tiempo como para tener una teoría bastante consistente.

Se suele decir, popularmente, que las piedras las mueve el viento. Pero hay rocas de hasta 320 kg, y eso... no cuadra mucho con la teoría de que el viento las arrastra.

Y, ¿si las arrastrase el viento después de una lluvia cuando el barro es resbaladizo?. Tal vez. Pero, 320 kg no se mueven así como así.



Entonces, ¿qué?.

Pues un poco de todo... Y algo más. No se sabe con certeza quién observó por primera vez este fenómeno, pero ya cuando se cartografió su movimiento en 1948 por los geólogos Jim McAllister y Allen Agnew se descartó por completo que se movieran sólo por efecto de la gravedad. Bien, nos vamos acercando.

Las primeras teorías proponían que las piedras se movían después de las tormentas, pero no siempre lo hacían. El valle donde están, "Racetrack Playa", es una planicie donde se registran menos de 50 ml de lluvia al año, y la idea era que el fuerte viento que se registra allí, al humedecerse el terreno y formar una gran llanura de barro, movería fácilmente las rocas.

Sin embargo esto es inconsistente con el movimiento de grandes bloques de más de 200 kg, para los cuales esta explicación no es suficiente.

Pero en 1955 George M. Stanley publicó una teoría que, aunque no muy conocida hasta mediados de los años noventa, explica satisfactoriamente el movimiento errático de las rocas. La explicación es... hielo.

Se ha observado que las rocas se mueven cada dos o tres años, y siempre tras tormentas (la huella que dejan solo es compatible con movimiento cuando el terreno está húmedo). Pero no tras todas las tormentas, sino únicamente en invierno.

Si el viento y el barro fuesen suficientes, ¿por qué no se mueven en cada tormenta?.

Pues "sencillo": porque las tormentas tienen que suceder en invierno, de tal modo que el lago de 2-5 cm de profundidad que se forma sobre el suelo duro y desecado se hiela rápidamente, en cuestión de horas.

El Valle de la Muerte es conocido por sus temperaturas en verano de más de 50ºC, ¡pero es que en invierno la temperatura es bajo cero!.

Así, las piedras se ven inmersas en una gran superficie de hielo, como un glaciar. Cuando el hielo comienza a romperse, la acción del viento hace lo demás: las placas de hielo, que comienzan a deshelarse, "flotan" sobre una película acuosa, que lubrica el contacto con el barro, y todo se desplaza, incluso las rocas. Algo así como cuando una piedra se encaja bajo una puerta, y deja marcado el parqué con una fea marca. Esta teoría explica el movimiento de todas las piedras.

A mediados de los noventa, un investigador y su equipo publicaron en Geology la corroboración de la teoría, basado en el seguimiento GPS de varias piedras, comprobando que efectivamente se movían tras ciertas tormentas.

Así pues, sí, las rocas se mueven, y algunas han dejado rastros de casi 900 m de largo. La causa, el viento, empujando superficies muy finas de hielo sobre un suelo reblandecido en invierno.


(No, en serio, los geólogos sabemos que estas rocas en realidad tienen patas. Yo, de hecho, no tengo perro. Tengo una piedra que me está pidiendo salir a la calle ya, así que por hoy, ha sido suficiente9


Algunos enlaces:

http://en.wikipedia.org/wiki/Racetrack_Playa

Tesis doctoral de Paula Messina

26 comentarios:

Mirarrosa dijo...

Qué grande este artículo.. yo pensaba que era por pequeños movimientos telúricos...pero el hielo da más consistencia a la teoría

zola dijo...

que interesante, gracias

las cosas claras dijo...

no me lo creo, tiene que ser otra causa, porque, para que dejen la marca debajo, no pueden estar sobre otra sustancia más que el barro, en cuyo caso la fuerza de rozamiento con el suelo de algo que pesa 200 kg es demasiado grande para la fuerza del viento.

Neuromante dijo...

No están sobre el hielo, están embebidas en el hielo. =)

Puedes echar un vistazo a la tesis doctoral citada, mucho más extensa que este artículo divulgativo.

El fenómeno consiste en que toda la placa de hielo se desliza por el empuje del viento, y esta tiene una superficie muy grande.

El viento en el Valle de la Muerte es muy fuerte, y puede mover una roca de 200 kg si el rozamiento es bajo: Situación de la roca embebida en una placa de hielo.

Es un fenómeno observado en otras planicies del mundo, aunque esta sea la más conocida popularmente.

Saludos!

Anónimo dijo...

yo creo que han sido unos marcianos que se aburrian y han dicho: vamos a jugar a la petanca con las piedrecitas de la tierra que estar escondiendose de los satelites aqui en Marte es aburrido. Y han venido a echarse unas partiditas.

psoe dijo...

io kreo k la movi io

La incrédula dijo...

SOY INCREDULA EN ESTAS TEORIAS SOBRE LAS ROCAS DESLIZADORAS. NO ME CONVENCE NINGUNA DE LAS QUE HE LEIDO. SIGUIRÉ ESPERANDO. LO QUE SI HAY QUE ADMIRAR ES LA FUERZA Y BELLEZA DE LA NATURALEZA QUE ES CAPAZ SOLO ELLA, DE HACER SEMEJANTE GRANDEZA. ASI COMO ESTOS MISTERIOS, CUÁNTOS NO HABRÁN? EN FIN DIOS SABRA, OJALA SE LE OCURRA DARLE UN EMPUJON A ESTOS CIENTIFICOS PARA QUE DEN CON LA VERDAD. DICE: QUE AL FINAL DE TODOS LOS TIEMPOS, TODOS LOS MISTERIOS SERAN DESCUBIERTOS

Ruben J. Machado dijo...

Buenas, muy interesante esto, segun hay una explicacion pero los mismos que dan esta explicacion saben que el conocimiento esta ciertamente maldito porque, mientras mas se sabe, mas se ignora ;)!!!... en unos años seguramente saldra otra teoria que nos hara saberu un poco mas, pero, nos hara ignorar aun mucho mas !
Saludos!

Anónimo dijo...

podria ser que hay una leve inclinacion en el valle de la muerte ( de milimetros nada mas ) y que el movimiento de la tierra ( temblores leves ) las movilizan hacia donde esta la minima pendiente cuando lo permite el fango...

MacCano dijo...

Lo realmente interesante es ver que el viento sopla siempre desde el mismo sitio, a tenor de la marca que deja, claro...

Antonio Maqueda Ruhl dijo...

ES que no puede estar mejor explicado en este blog, y siempre habrá idiotas que ni se paran a leer pero inmediatamente se ponen a dar sus propias ideas... ayssssssssss

Anónimo dijo...

yo habia leido que un investigador se subía a una piedra de mas de 200 kg y durante siete años se volvio algo asi como "la sombra de la piedra", es decir la observio días y noches enteras; analizo todo tipo de acontecimientos,incluso llego a dormir encima de la roca, y despues de todo ese tiempo, pues la roca nomas no se movio. y cuando desistio y se fue. regreso al dia siguiente y la piedra ya no estaba. la encontro muchos metros alejada de donde la habia observado durante 7 añotes...

Anónimo dijo...

No tiene sentido, las piedras dejan una huella, o rastro, y aunque el barro este lubricado por accion del hielo, sigue siendo un peso practicamente imposible de mover.

Anónimo dijo...

Da igual cómo lo expliques Jorge, que siempre hay quien no lo pilla... ¡Son carne de Milenio 3!

Jorge dijo...

No es un peso imposible de mover: Cualquier peso se puede mover, especialmente dado un tiempo suficientemente grande. Lo que he escrito en el artículo se resume en unas pocas palabras. Cuando hace frío, y tras las tormentas, los charcos se hielan. Esto favorece que al haber un viento constante las piedras se muevan al moverse toda la placa de hielo que las contiene. ¡Si es que hasta dejan huella! (Ver las fotos más arriba)

Saludos y gracias por vuestra visita.

Anónimo dijo...

Es interesante pero me queda una duda, si el viento es muy fuerte en esa zona, ¿por que no borra las huellas que las rocas han dejado?, tiene mas o menos un año para hacerlo no?, y en caso de que llueva mas durante el año sin que el agua se congele, entonces, ¿porke no se borran las huellas?

Jorge dijo...

Las huellas se preservan hasta que, como es lógico, vuelve a llover y luego a helar. Después se forma otra tanda de huellas. Fíjate en las fotos, se ve que las huellas tienen un principio y un fin.

Saludos y gracias por el comentario :-)

Javi dijo...

Muy interesante la explicación. No me imagino la de quebraderos de cabeza que habrá dado este problema a los geólogos hasta encontrar una explicación. Seguro que más de uno habrá recurrido a marcianos o fantasmas.

Un saludo y felicidades por el blog.

Francisco dijo...

como buen escéptico he tratado de reproducir el fenómeno en guadalajara , cerca de molina de aragon , el fenomeno y las piedras de unos 150 kgs se partian de risa. una de ellas me dijo que como , si se desplaza una amplia superficie de hielo ( solido ) solo se aprecia el rastro de la piedra , además de aumentar el peso total ; y otra me preguntó que de que grosor de hielo estamos hablando los humanos , pues con hielo de quince milimetros de grueso se rompe y ancla al barro que tambien está helado. en fin , que no pude. hare una tesis doctoral con mas imaginacion que numeros.

Jorge dijo...

Debieras de haberles respondido que las piedras están embebidas EN el hielo, no SOBRE el hielo. El hielo se forma alrededor de las rocas. Parte del sedimento, la parte más superior, queda saturada en agua, y reblandecida. Además, entre el hielo y el suelo (y entre la roca y el suelo), queda una fina capa de agua, que actúa como lubricante. El movimiento de la piedra en esas condiciones es mucho más fácil de lo que parece.

Muy sano el ser escéptico pero los experimentos hay que plantearlos bien :-)

El fenómeno de las marcas de carga en sedimentos sin consolidar es harto conocido en geología, y muy útil para conocer que lado de una roca es "hacia arriba" y qué lado es "hacia abajo".

Saludos y feliz año nuevo a todos.

Anónimo dijo...

pero en Bolivia hay piedras enormes esculpidas por la cultura incaica llamadas monolitos son de gran peso, wueno el caso es q aparecio en la casa d una mujer d la paz (dpto de bolivia)
Segun la leyenda estos monolitos eran sacerdotes q fuero convertidos en piedras por el sol inti, el caso es q en la conquista de america los españoles les tenian miedo por q se movian e incluso saltaban por eso lo enterraron...

Es por eso q algunos monolitos, fueron hallados enterrados...

vivotines dijo...

me parece un poco tonta la teoria, las piedras se mueven todas al mismo centido... pero, no siempre el viento soplara del mismo lado....no les parece????

juanda dijo...

muy buen post, casi que no me queda claro como es que se deslizaban estas piedras!

Anónimo dijo...

Lo que no me cuadra es que el viento sople siempre del mismo lado y las piedras den un rastro casi recto,por lo demas...podria ser pero sigue dejando dudas.

Anónimo dijo...

Ya entiendo de donde saco Patricio estrella su roca (Rocky) la cual gano la carrera de caracoles... hummm

joen dijo...

rocky!!!! :D